La industria del libro en México demanda ratificación como actividad esencial

Una docena de asociaciones comerciales y editoriales, solicitan al Presidente que considere su trabajo como esencial 

Libreros, editores y empresarios de las industrias gráficas y del papel, han solicitado al presidente de la república Andrés Manuel López Obrador que las diferentes actividades que se llevan a cabo  en los distintos eslabones de la cadena de producción del libro, sean consideradas esenciales durante la pandemia que se vive. Por lo cual expresan que “se encuentra en una situación difícil, con señales de alto riesgo en todos sus segmentos y muchas dificultades para mantenerse a flote”.

Por ello demandan que se ratifique como esencial a la actividad editorial y comercial del libro, tal como se hizo en el Diario Oficial de la Federación el 3 de agosto pasado, pero con vigencia del 31 de diciembre. Ya que las indicaciones por el anuncio de regreso al semáforo rojo en diciembre para la Ciudad de México y la zona metropolitana volvieron a excluir a esta actividad de las esenciales. La prolongación del cierre y la crisis acumulada durante 2020, pone cada vez más a la industria editorial frente al precipicio.

Entre las asaciones que  firman dicha petición  se encuentra la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), la Asociación de Librerías de México, la Cámara Nacional de la Industria de Artes Gráficas (Canagraf), la Alianza de Editoriales Mexicanas Independientes, el Club de Editores Amigos por el Libro, la Asociación Nacional del Libro y la Unión de Empresarios de la Comunicación Gráfica.